Publicado en Bienvenida a las armas

Imagine

Imagine un país enraizado en la mentira.

Imagine un confinamiento en la isla del tesoro.

Imagine ser luna en la tierra de los lobos.

Imagine la peste negra inventada por la ira.

Imagine empezar por E y acabar con A.

Imagine un ex rey ladrón bebiendo de las esencias.

Imagine la ñ viviendo en Abascal.

Imagine la filosofal mierda cagando la certeza.

Imagine x muertos oliendo a comunismo.

Imagine la combustión de una historia maniquea.

Imagine la ceguera a las puertas del abismo.

Imagine los adonis  enamorados de las feas.

Imagine un virus que acabe con la venganza.

Imagine los castillos okupados por el punk.

Imagine los fantasmas opositando a realeza.

Imagine a la estupidez con la napia en el Mein Kampf.

Publicado en Poemas

Pétalos

Cual tierra árida

en raíz convertido, con los años,

y el mar en fémino amanecer

en el ahora estentóreo.

Me acaricia la piedra

la corteza,

donde de mirar cariado fantasmas

vieron un torso

que fusilar. Mi yo

serpenteante, mudadas todas las pieles,

saborea la manzana.

Es tan de noche en todo mediodía

que la luz ciega, a veces,

la savia que robo a primaveras,

envidiosas de mis bolsillos

inundados de pétalos.

Publicado en Bienvenida a las armas

Él

Mucha gente en blanco y negro

ametrallada por la cruz

y alzacuellos con gonorrea. Mucha

otra lapidada

a espaldas del NoDo,

y niños que fusilaban

a los amigos en sus juegos.

Los adultos de tanto imitar

el pueril llanto de los culpables,

se vistieron de lágrima

y confesionario. Él, afable

como los buenos días del rico,

los arropaba y les leía versículos

de sus azañas. Él era el semen

absoluto, la apología

del amanecer patrio. En los rezos

escondía el asesinato

de adolescentes inventando kamasutras

jolibudenses y chicas degolladas

por parecerse a Rita Hayworth.

Los montes tenían ojos y los tricornios

dientes incisivos. Él era

el ventrílocuo del Dios levantado

con el pie izquierdo. También

el Abraham fascistoide,

entregando comunistas

al sacrificio del olvido.

Llevaba sin verse la virilidad

desde que la moral pétrea

le lapidó el reír de la salida de colegio.

Luego cerillita encendió el fuego

de la oscuridad,

y mató a infieles y a harapientos

españolitos, con el áurea

que le inculcaba una biblia

escrita con la lengua del Imperio.

Paró los relojes

y latieron cunetas nacidas

de las penumbras. El hambre

se alió con la muerte

y la españa sierva se fue a buscar

el amanecer,

más allá del empacho de sol.

Mientras otros se quedaban

ciegos con las pajas pecaminosas,

Él nos inventaba una monarquía

con parlamento roba almas.

Se cansó de jugarse a los dados

el Imperio

y se fue, cual emperador romano,

a que le lloraran la mortalidad

del cuerpo,

ese que tanto odiaba

Su Platónica Vuecencia.

Publicado en Naima

Del odio y los diluvios

Van a secuestrar, Naima,

tu inocencia erguida,

y a alimentar mis ojos

con las sobras

de la gula. Allí donde

amanezcas, seré rocío,

el desperezar de las lombrices.

Van a secuestrar, Naima,

las noches de estrellas;

cuando sientas su brillar,

los columpios de la niñez,

la risa incorrupta, aún,

estaremos en la alfombra

mágica,

y de una lámpara con melodías

suaves,

la oscuridad saldrá, tenue

como mala hierba del odio

y los diluvios…

Publicado en Poemas

Me amanece

Me amanece la cizaña

de la gente en erupción.

Los ladridos del vecino,

regañando a los árboles

en alopecia otoñal,

los perros declamando

odas a lo ingenuo, me resucitan.

Me amanece la cizaña,

habita en el vacío círculo

de mi yo aparcando,

de mi yo muriendo

en las penumbras de la tarde

fósil. Me amanece la noche,

y ahí ya me rindo a los infiernos:

conocen al Dios

del que me río cuando

se olvida de señalarme los caminos

menos iluminados por Su sombra.

Publicado en Bienvenida a las armas

Open Arms

Nos cortarán la luz

cuando seamos ciegos. Invadirán

los templos, las flores

las harán carnívoras y

de derechas. Los semáforos

estarán en rojo

hasta que le salga de los huevos

al capitalismo y al señor

guardia.

Europa te pedirá la Play Station

y el juego de abandonar

personas en el mar muerte;

Dios, prueba de ser cristiano

viejo, los brazos saber abrir

en caso de que la suerte,

del que llora en el espejo,

huela a asesinato y fin.

Una Europa maquillada

de soberbia

se asoma a los balcones

de emperador. El Ego

come sus miserias,

se silencia

la humanidad. A Dios

se mata, la oscuridad

nos nace.

Publicado en Bienvenida a las armas

Los demonios tartamudos

Esta tierra indigesta de terrones,

donde arrepentidas

sombras

de luz se preñan de orden

y ley,

despierta carnívora el caos suicida.

Centinelas ojos de caínes,

anochecidos

cuales tragedias

del colmillo en los jazmines,

miran con la venganza,

cicatriz de las banderas

asesinas. Un toro

de cuernos arrancados

embiste con la furia

de los ciegos. Ogros

engominados rezan al caos

que los bañe en sangre,

frotadas por la curia

católica las espaldas

con bocas en negritud.

Se llama España

al fátum con billete

de ida.

Una luz, tenue

como los fantasmas

por grilletes atrapados,

insondables, alumbra

las escenas del Crimen

en regresión y adjetivos.

El toro duerme engañado

en pesadillas rojas,

alaridos

de ogros atormentados

por romper el himen

de las olas.

Sobre abeles en filas

crea Dios el odio

y la nerviosa risa

de los demonios

tartamudos…

Publicado en Bienvenida a las armas

Humano estentóreo

El tiempo me ajusta en su muñeca,

sórdido y casi ciego,

la eternidad se indigesta

de mis plegarias, mendigo

el abismo para tiraros a todos.

El aire se molesta de mi hedor

a humano estentóreo

con cuenta de banco. Saludan

las nubes, como siempre.

En el brazo del espacio donde habito,

un deseo de tatuar quijadas

en las nucas del día

permanece.

El tiempo me ajusta en su muñeca;

mientras, una realidad traslúcida

corta las manos que hablan,

las que son tacto

ante la injusticia

de nacer para ser arma.

Publicado en Bienvenida a las armas

1000

1000 días

aguantando la respiración

ningunean muchas narices.

1000 días

empluman muchas alas de águilas ,

afilan muchas lenguas invisibles

que se arman de sol.

1000 días

empedrando de estraperlo y dádivas

al destino universal,

convierten en fantasmas

a los santos inocentes,

marcan goles fuera de juego

a la humanidad raída, omnisciente

vuelve al General de atrezzo.

Las españas de espadas armadas

sacan brillo a las biblias propias,

se encarcelan los epílogos

1000 siglos, la redención del fascismo

colmillea de noche las auroras…

Publicado en Bienvenida a las armas

Twitteros

Twitteros armados de anonimato

arengan,

temerarios virtuales. Contestan

los del otro bando,

envalentonados de lengua

sin copyright, hacedores de pan

y circo, quevedos de tercera

con el léxico manco

e índices susceptibles de disparar

al contrario.

Un corazón y la revolucionaria

causa sonríe en la habitación

alquilada al sistema, donde se pajean

los twitteros endiosados de verdad,

de OK Diario o panfletos

de ego progre, vendiendo su razón

de iPhones y zapatos de 100 euros.

Es como un juego de la Play,

pero la realidad es débil, y la ley

del Homo homini lupus es peso

que ningún Atlante pudiera soportar

sin ser devorado.