Nuestra boca hermosa

De nuestra boca hermosa, se escapan pétalos risueños. Hemos inventando tanto ya (primaveras impulsivas, algún invierno que pasaba sin rumbo, todo el BarrioAlto engalanado de tus caderas); respirar como calmas naciendo es nuestro amar huracanado. Miras con el mirar en los ojos esmeraldísimos dentro de todo Guadalquivir que te guardo. Sabías con la sapiencia del... Leer más →

Anuncios

Nuevas metamorfosis

Le hemos borrado el rostro a los adioses marciales, a las arrogancias de los semáforos que guiñan vacío. Le hemos hecho burla a la tempestad y sus ataques de guerrilla quinceañera. Seguirá la noche inventando nuevas metamorfosis,  engañando a la pupila que inventó el color del postrado mundo ante nuestro caminar magnánimo. Intentará secar el... Leer más →

Enésimos

Este enésimo fin de fiestas del año nos lo debía la diosa Felicidad. Esta enésima manzana con escamas la comemos furtivos, degradados al fin de la prisión del pijo Paraíso. Este enésimo infinito es tan perenne como aguanten las sonrisas. Somos tan enésimos en todos estos fines de prólogos estentóreos…

Sidonia

Nuestro ojo  ha abierto las compuertas. Caleadas esencias de Medina Sidonia, el esplendor sensual de la Janda en besamanos perenne, nos tutea en el hoy Omeya. Las calles empedradas regalándonos el instante eterno; manos en simbiosis hacia el sol rojizo del atardecer en emboscada a nuestro paso estentóreo, el amor de milenios donde fuimos, y... Leer más →

A ti

Huele el mar a ti  en los atardeceres en que descubrí que eras tú la puesta de sol y pluriempleo de noche ensimismada de estrellas.  En los recovecos de la andalucía que parimos de nuestras ramas, una aurora nos deslumbra  con los rostros del Guadalquivir viviéndonos. Las gaviotas son aire, las barcas vestidas de esplendor... Leer más →

El caminar

Me has inventado el caminar por tu existencia. Nunca tuve un yo con tantas olas abrillantadas. Invisibles a la erupción de gente que mata en las esquinas de la vida, miro en tus ojos el envejecer: surcando las arrugas en nuestras pieles desnudas, el color de Sanlúcar, El río enorme respirándonos, manos de diez dedos,... Leer más →

Tan otoño

Huele a nosotros en los sueños y en las esperanzas. Se está haciendo tan otoño que los árboles nos enseñan su altivez de manos al cielo. Huele a brisa y a viento que agita Sanlúcar, y a caballos de nuestro verano. A veces somos la arena fina de los pasos invisibles. Otras los ojos a... Leer más →

Hijo nuestro

Engañamos al Guadalquivir. Nos salen flores verdes por las bocas del futuro. El otoño no es hijo nuestro. Andamos sobre las aguas porque creemos. Sanlúcar se viste de odisea. Mojamos nuestros talones en el río que muere. Los barcos son notas musicales. Parimos el deseo.

Disonancias

Dejemos que se cuele la disonancia en nuestros abrazos. Nos mantendrá enamorados, mas con las bocas en posición de ataque. La armonía murió en el desfiladero, sepultada por los sordos espíritus de la existencia pétrea. No necesito tu amanecer a diario con sol impostado, ni guadalquivires de caudal en calma, ni anocheceres tomando el Barrio... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑