Publicado en Bienvenida a las armas

Bolívar

En el Altiplano,

se han escondido once millones

y medio de esperanzas.

El útero de Evo se secó

como los diluvios

que traen ahogados

a orillas de la Ley. Uncle Sam,

a horcajadas sobre la indomable

vida, clava

espuelas en hombres

ametrallados por el color del oro.

Se agranda la franja roja

en la bandera. Bolívar

camina torpe con maniatada

boca, con la espada herrumbrosa,

con el ego de los States

saciado.

Once millones y medio de fantasmas

ateridos de frío erupcionan;

la lava sepulta al amanecer…

Publicado en Bienvenida a las armas

Prometeos

El tiempo ya no respira. Debajo de las arenas privadas

había calles de barricadas de saldo. Se prohíbe la Historia

de los hombres que silbaban. La libertad con alambradas

se pare en los juzgados. El Sol busca en la noche sombra

que proteja de Prometeos con dos ojos y apologías en uniforme.

Sudan los palacios muerte y adictos de Antena 3.

Una paga extra y un sindicato con colorines de la moral rompen

el himen. Los obreros con la mano alzada amamantan el ayer

y encuentran manjar la incógnita de la voz que les miente.

Sobre los púlpitos del mañana carraspea un televisor y finge

la mudez de los monstruos enamorados. Una bandera siente

ser ondeada por úteros que disparan niños bolcheviques

para desmembrar a base de versículos. El cielo

baja a alimentar los piojos de sus cabezas atonales, y la danza

se vuelve marcial y difícil como a las máquinas el anhelo

de un abrazo. Acaudilla la desmemoria a los soldados de las españas…

Publicado en Poemas

Noviembre

A las puertas

de la Inmensidad,

unas manos octogenarias

reconocen

a sus yoes ahogados;

la Verdad con túnica

les miente.

Un río invisible

acepta barcas parásitas.

La noche duerme

con la muerte pensativa.

En la ciudad, la piedra

muestra golpes de la lluvia.

Un silencio de hombres secos

retumba

en las entrañas de Dios…

Publicado en Bienvenida a las armas

Grande y libre

Un ataúd,

con ojos que se miran

en apologías de adjetivos

con la niebla del atributo

y el ser, estar y grande y libre,

es susceptible

de contener un muerto

que resucite.

Cada vez que los fantasmas

crean encontrar el tono

del himno de las tormentas,

en morse a veces,

en los arrabales del sistema

siempre, fusil en mano,

remiendo oculto

para el desfile del destino,

por el agujero de lo universal

entrando.

Publicado en Poemas

Premio literario

Algún día, por casualidad,

puede que gane

algún premio literario.

Ensayaré un discurso

falso de modestia,

reiré estúpidos cumplidos

de gente que no ha leído un poema

en su puta vida. Me llamarán

vanguardista

mas soy tan real como

los obreros que gritan en los partidos

y quizás un cínico

que vote a la derecha por probar.

Nunca sabré ser poeta,

pero se me da bien mentir,

como a aquellos. Me gusta

la idea de que me escuchen discernir

sobre cosas que a nadie le importa.

Supongo que para la gente,

los poetas son chamanes

medio amanerados y un poco melancólicos.

Será un placer orgásmico

peerme en tanta moral mojigata,

sacarme mocos y pegarlos

en las hojas de libros

que hablan por y de mí.

Supongo que por esto

no gano nunca nada:

se me nota demasiado

la falta de sensibilidad amoldable.

Publicado en Bienvenida a las armas

Dados en el alba

El apostar, razón de toda existencia:

dama de llaves de todos tus pasos,

respira en el rencor de las respuestas;

te espera en el juicio de los fracasos.

Un adornar la caída a los infiernos,

del diablo imitando rictus y sonrisas,

la espera en círculos, ver antiguos credos

derrotados por relojes de la prisa.

Anuncios en el prostíbulo del oro,

donde vegetas con tu rostro de plasma.

Desahucios cuando nos sueña el ogro

con la crudeza de dados en el alba.

Un dios en el césped del televisor

golpea un balón, penalty en tu bolsillo.

Peregrinar esclavo sediento de amor

salado, migajas llenan el sinsentido.

Luces que engañan al ego del yo adulto,

una voluptuosa felicidad

en desnudez vestida de negro insulto.

El espejismo de alas para volar.

Publicado en Naima

Poli malo

Te ha hecho vudú,

Naima,

el tiempo puro,

libre de biblias, condimentado

de hipérboles y magias

varias. Las caderas

de tu futuro se abren paso.

Amanece la mujer

de aletargados horizontes,

y dientes ausentes, aún,

de la boca que dispara.

Un papá en arenas movedizas

te inventa un soñar de plata ,

y de puntillas,

danzas sobre el polvo

de mis recuerdos.

Una aguja de reloj

nos guiña un ojo.

La otra hace de poli malo…

Publicado en Bienvenida a las armas

Payés

Los ojos de mil lenguas

al unísono,

nacen al regazo

y al resucitar de payeses.

Borrados los nombres,

haceis de primaveras

un invierno sin besos,

un ataúd amoldable las calzadas.

Andaba Cataluña

sobre el Mar Suyo,

inventando alas a los sueños,

y un cuchillo en vuestro odio

degolló el caminar.

De un pueblo el lloro

se preña de mil puños en alto:

Una lengua musculosa

aprende a defenestrar;

quienes venden la noche oscura

como luz,

tartamudean…

Publicado en Poemas

Sunt

He caído

en este mismo calvario en otras vidas.

El horizonte se acicalaba

demasiado,

estaba yo abstraído

mi perfil bueno mirando,

reflejado en la alabanza

de mi yo joven.

Ahora la cruz pesa más,

gente que corre

a tu auxilio no queda. Se acaba

pronto la pubertad

y llega

la crucifixión sin avisar;

te coge de improvisto

descubriendo pegas

a los magos de la infancia.

He caído

en este mismo calvario en otras vidas.

Es consuetudinario

a los que nos dan miedo los espejos

que hacen burla, ergo sunt,

con el empeño

que robaron a mi risa.