Publicado en Bienvenida a las armas

Alfombras incoloras

Han adornado de alfombras incoloras

los infiernos del pasado. Le han

arrancado la lengua al campesino,

labrador de la esperanza. Los surcos torcidos 

los inundan de rectitud y gomina. 

Han profanado a nuestro muerto

con la arenga del silencio a quemarropa.

Nos han dicho dónde quedan las palas inservibles, mas

no pueden cerrar a cal y canto

las compuertas a las tumbas. El mar viene,

y va a arrasar todas las soberbias,

todas las Biblias escritas

sobre la piel de los obreros…