Publicado en Poemas

La moral y la calma

En gerundios, otra vez,

atravesar tímido

con voz de caos y después

la afonía ante el público,

que siempre es sordo

y agita joyas, ¿eh, John?

En gerundios salvajes y corvos,

animalados, en el ciclón

cuyo daño controlado y permisivo

es, pródigo en sensacionalista

show, gritos ante el ritmo

adolescente sin epílogo y sí prisa.

En gerundios en que muriendo

como fantasmas culpables

somos el siendo del horrendo

tercer acto, muerte amable

si acaso, disfrutando del error

de haber vivido siendo fragua,

juventud en huracán, el hedor

que acabe con la moral y la calma.

Publicado en Poemas

Calma

Rachas de viento acompasadas

del deseo. Unas cortinas despiertan.

Va al médico un niño que

arroja alegría a jaurías de adultos.

Bofetadas de recuerdos.

Un bodegón olvidado refuerza

silencios. Los árboles que se mueven,

los semáforos negando el ámbar.