Publicado en Diarios del poeta muerto, Sin categoría

No retorno

Ahora que iba decididamente muerto a descubrir la profundidad de la existencia, el mar se ha helado atrapándome en su no avance y no retorno. En el reflejo estratosférico he creído vislumbrar que eso es, a veces, estar vivo: permanecer callado, encallado como muerto, a la espera de un ardor que rompa el hielo en mil pedacitos de la memoria y atreverse a avanzar tímidamente sintiéndote observado.

Anuncios
Publicado en Diarios del poeta muerto, Sin categoría

Inercia

¿Empedrar, asfaltar los caminos es la evolución de mi medio amigo el hombre? ¿Con el fin de avanzar con más velocidad en busca de algún algo?¿Y qué hay de la inercia? ¿Es un accidente menor de tal evolución?
¿O quizá la traición a un Dios que se sabe marioneta y casi destronado?

Publicado en Diarios del poeta muerto, Sin categoría

Adán y Eva

Salen gallos peleones y pseudo-orgullosos a tararear siquiera en pensamiento la canción a mí mismo, y tú simiescamente reiteras la absurda tonada que yo soñé haberte plagiado cuando éramos Adán y Eva en traje de baño encarando el mar del castigo impensable, y nos atrevimos a disimular que el miedo nos cubría amándonos en nuestro jovial torbellino derrocador de angustias de los que se saben esclavos.

Publicado en Diarios del poeta muerto, Sin categoría

Bacanal

¿Llamaste a tus fantasmas invisibles a la guerra bacanal? ¡ Os esperamos

a todos para descuartizar los alrededores del miedo vestido! ¿ Que no vas a

venir porque siempre estás llegando? En realidad se trata de eso… unos que

eternamente esperan las preguntas… otros que jamás saben las respuestas.