Publicado en Poemas

Bajo la alfombra


Bajo la alfombra

barrió el tempo de la sordidez

el calvario con mis iniciales.

Tantas veces

debo haber perdón pedido,

que no sé si vivo muerto

o resucitado en las pesadillas

edulcoradas de gris burgués.

Hay un pasillo

en todas las entrañas

de mis asesinantes yoes,

donde la Creación

ensaya descuartizaciones

del porvenir.

Bajo la alfombra

deben vivir cientos de historias

sin punto final, algunos desalojos,

todos los desamores.

Las metáforas y las colillas

se hacen pasar por sensualidad

y esperanza. Somos inmunes

al nauseabundo sabor

de la clemencia y su lencería cara.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

4 comentarios sobre “Bajo la alfombra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .