Publicado en Poemas

La vida que hace burla


Unos grillos músicos

ensayan sus negras notas,

vertiginosas. Algún coche

pide auxilio. Romas

narices compiten; noche

de vecindario obrero dormido.

La vida que hace burla,

europeas damas con burka

en la entrepierna. Las farolas

invernan

al desperezar de la aurora.

Una muerte en cada esquina.

Solitarios borrachuzos

sin tempo, recuerdan risas

en alto. Los duros

bancos de avenidas huérfanas,

contemplan la no prisa

y la soledad hambrienta.

La vida que hace burla,

la ciudad que impone curas

a los poemas. Lobos

con nombre propio,

sedientos, células del cosmos.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .