Publicado en Naima

Ocho de siempre


Ocho de siempre

en el tiempo que respiro;

sonriendo contra la sombra invencible,

el arma letal

de tu niñez, luz que llena

de ojos mis espaldas,

me nazco de mis manos semillas,

me creo en nueve años

de caos ordenado, de aventuras

que vieron tus ojos de niñez,

Naima,

de los big bangs en la mirada.

Nueve años

con las pesadillas en paños menores,

con los allegro acentuados

de primaveral jazz.

Nueve reencarnaciones azules,

hacia tu yo futuro,

cuando yo sea ya viento

y tú el eco de mi silbar de padre

en hambre de tu abrazo…

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

3 comentarios sobre “Ocho de siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .