Publicado en Bienvenida a las armas

El sollozar del hambre

Donde la tregua dormita,

siempre es trece y martes.

Al ahorcando llaman árboles,

quien nos dispara mata su risa.

Donde la guerra vomita

hombres del no tiempo,

ángeles borrachos levitan

sobre salmos que engullen muertos.

Donde dormita la tregua,

se despiertan los volcanes

en mil noches de sultanes

asesinos, el hilo se hace rueca.

Donde vomita la guerra

la disonancia se expande,

los muertos son la cosecha

que amamantan sollozos del hambre.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

7 comentarios sobre “El sollozar del hambre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .