Publicado en Naima

El tú ya mujer


La fuerza del tiempo nos vence,

Naima,

su ingenio da cuerda a los relojes

y en todas mis trampas

sus agujas me hacen caer.

El cielo estará tan azul

como queramos mañana, volar

será tan fácil como nos deje

la responsabilidad del tú ya mujer.

Yo no te mostraré caminos,

ni a disparar, ni a ser mar encrespado,

ni a hablar la prosa de las corbatas,

ni siquiera a ser lluvia.

Te enseñaré a ser color del desválido,

a ser agua en cascada,

a ser risa y moco verde, a ser pedo

que interrumpa la norma,

a ser búsqueda insondable

de la no culpabilidad, a ser persona

que hable el idioma de los animales

indefensos. A ser ser

desde mi humilde esculpir

de aprendiz de ser erguido.

Anuncios

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

6 comentarios sobre “El tú ya mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.