Publicado en Poemas

Ajeno


Un mar ajeno al tiempo.

Estoy en constante marea, altiva,

como noche entregando personajes

al destino indigesto.

La nada en masculino, deriva

altisonante de los que a Dios

arrancamos silencio, se manifiesta.

Hago zozobrar varias barcazas,

aun en la entereza 

de los hombres que saben ser alba.

Me cree Él  de su parte. Un ciclón,

la fuerza de mis entrañas todas

en dominante tensión verdiana

soy, fui, seré, flexionado en olas,

la resaca después del mañana 

inalcanzable para el ser bípedo 

que asimile el compás, el ritmo

de matar Altísimos placebos.

Ajeno al deseo de asesinato, 

soy muerte, antónimo de relojes,

vuestra respuesta retórica, ambos

lados del Superhombre. Noches..

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

3 comentarios sobre “Ajeno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .