Publicado en Bienvenida a las armas

Carola


Horas extras la esperanza

hacía, mientras

amputaron los abrazos

a la Europa de la gula infinita.

Hombres del color de la noche

vinieron a ser sepulcros

sobre olas envenenadas. Del elexir

de las patrias, se alimentan

de espejos los obreros

con pagadas vacaciones

y plusvalía al África ganada,

alimento de los camposantos.

Salvini saca sus mil pechos

a adoctrinar con leche fascista

las europas lisiadas. El tiempo

se convierte en piedra.

La verdad pierde el regazo.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .