Publicado en Bienvenida a las armas

15 años


Hacia el norte se arrastraron unas barbas

de donde las manzanas cuelgan.

Un sinfín de penes cargados

con hímenes degollados

presumían de fuerza y sudor agrio.

Llovieron como llueven los cosmos

hartos de expansión. De sus

bocas sacaron los meteoritos

que acabaran con el color de la vida.

Un juez con el ojo guiñado, un útero

que desea el vendaval sabor muerte,

con las palabras llenas de crimen

unos tertulianos, una muchacha

que lo mismo inventó la ninfomanía

para sátiros que violan el aire

que no respiran.

15 años de cambio de piel,

de inventar nuevas manzanas,

de perder la costilla, de que

princesas no armadas

vayan solas, sin hada y sin sostén.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .