Publicado en Tiempos del destierro

Dióxido de carbono


Crédulos del amor fuimos.

Sobre las fauces del mar

caminando en el sueño indigesto.

Un Instagram y las copas brindando

porque el futuro olía a arco iris.

Descalzos sobre los cristales rotos

no había sangrar. Pero las pirañas

despedazan los tiempos muertos,

las bibliotecas del azar borran

los poemas empachados de amar ,

el desamor se hace visible

en los hombres muertos que esperan el bus.

Este dióxido de carbono que mis ojos cierra

toca con manos de noche alcoholizada,

Este desamparo en traje de bodas

inventa guillotinas. Corta

el epílogo y la respuesta.

Empieza a mojarnos el fin.

No tendremos branquias esta vez.

Los dos lo sabemos. Se nos va ahogando el Uno.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .