Publicado en Poemas

Childhood


Las barbas en sombra bajo el cemento londinense,

arropando el alma huérfana

con la frialdad del  aliento gris rojo,

agrias las miradas acusadoras

en pieles de Babel. En el recuerdo,

mientras

caminas por el presente sordo,

los mediodías de la desnudez,

mi yo niño llamando con el eco 
en duermevela,

hacia los partidos sin vencidos,

hacia el cosmos del reír 

sin vergüenza por los dientes 

prestados al ratoncito Pérez.

Tomamos las calles del Aguadulce

aletargado de inviernos escolares,

en torno al dios de las infancias todas,

la ambrosía de la inmortalidad

en los quioscos del “Pato” y “Pepín”,

el reloj cercano a las tres o’clock,

la prisa por sentarse en el pupitre

de la vida, entonces,

con rodilleras en los chándals

y la lluvia que invitaba a ser barcos

de los charcos sin rostro.

A las cinco se corría la cortina del silencio,

e invadíamos el asfalto con carreras

aladas, brújulas pasajeras de la felicidad

sinfónica. 

Un where’re ya from? del Camden Town

de regazo absoluto en la veintena

sólo tiene una respuesta:

“From my childhood”…

Anuncios

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.