Publicado en Poemas

Sordo a los ecos

El tiempo es sordo a los ecos.

He extrangulado a dos o tres pájaros

que afinaban demasiado 

en las disonancias del abismo

y el televisor. Puestos los espejos

en mi bajeza moral,

la perspectiva ecuestre de la soberbia

tartamudea imperativos. El tiempo

sigue a lo suyo.

He conseguido el título 

de Superhombre online, sin trincheras

con escombros y heces 

pegadas a las pesadillas, ni cuchillos

que conduzcan la orquesta

de las esferas celestes desconchadas.

Mis testículos se avergüenzan

de levantar mis párpados.

Pienso, luego aniquilo.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .