Hera


Con sus ojos viene el terremoto de miel

rota. El regazo del existir es 

su fuerza, su débil balanceo 

por pesadillas bastardas del espejismo.

Hera toca el pensamiento de la humanidad,

la inunda de vástagos que endulcen

la crueldad de lo finito, mientras

la voz amoral de Cronos y Gea

la hacen brotar mujer, cadera 

erosionada por el dantesco celo.

Bajo su pie absoluto, el olvido 

de Troya, un Paris en cenizas 

y niebla. Hera, madre de las criaturas

que pueblan el firmamento…

Anuncios

4 comentarios sobre “Hera

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: