Publicado en Bienvenida a las armas

Mis terrones


Miro a mis terrones obsoletos

mientras explotan en miles de manos,

preñadas de hambre y vacío.

La madre de todas las chicharras

estalla en mil afonías, se abre el firmamento

y un alza púa herido de blues

para el tiempo del hombre árbol.

La tierra respira violentada de luna.

Unas sombras negras vienen al trote

de sus Audis españolicidas, agitan

y disparan silencio. Hay una coda
cósmica,

almohades con chalecos Lacoste

llaman a la cruzada y al estraperlo.

Miro a mis terrones. Son vómitos

del Madrid en sol que fusilaba.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .