Publicado en Esmeraldas

Tan otoño


Huele a nosotros

en los sueños y en las esperanzas.

Se está haciendo tan otoño

que los árboles nos enseñan

su altivez de manos al cielo.

Huele a brisa y a viento

que agita Sanlúcar, y a caballos

de nuestro verano.

A veces somos la arena fina

de los pasos invisibles. Otras los ojos

a los que las calles empedradas

hacen el amor.

Subimos magnánimos

a gobernar la realidad

de esta tierra maquillada

de calma y paraísos. El Barrio

Alto se hace flor y nos abre

las compuertas al oler oro

y la historia amanece en nuestros actos.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Un comentario sobre “Tan otoño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .