Publicado en Bienvenida a las armas

Traigo el horizonte


Vengo con el Guadalquivir

bajo el brazo

arropado por la lengua de Bécquer.

Traigo el horizonte

y los ojos de todos los andaluces

a veros vestidos de conquistadores.

Somos el Génesis y El Paraíso;

no queda en vuestro medioevo

de franquistas de bar castillos

que no hayamos tomado.

Os reís de ser el chiste fácil,

el clasismo de los Atlantes,

mas somos árabes, la desnudez

de Juan Ramón, la venganza de Lorca,

el mar de Alberti que os ahogará,

Abderramán tercero hablando

desde la majestad que os ciega,

Averroes enseñando al Aristóteles

a la España conquistada

por nuestra milenaria voz,

el flamenco donde veis gitanos

ladrones y son príncipes.

Llego al Madrid de los Austrias,

donde cercenar pueda nuestro sol

la noche de los cuchillos largos,

la arenga del pasado, la virtud

acomodada a la tragedia de ser ombligo.

Anuncios

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

2 comentarios sobre “Traigo el horizonte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.