Publicado en Poemas

Libros que no hablan


Nací entre estos libros que no hablan.

Me cambian los argumentos en las pesadillas.

Son arrogantes y visten las mejores metáforas.

No admitiré nunca haber querido ser

libro

de los que se queman entre camaradas

que piensan que cambian la historia,

de los que muestran el rostro del alma

rota, de los que traen a la desmemoria

los asesinatos del tiempo. Un libro

tal que serían vociferados mis vocablos

a las puertas de los desempleados del Limbo,

los que miraron a los ojos a los insanos

gritos de los ojos naciendo a la ira.

No comprenden que arder es mi sino,

que me siento libro y literatura suicida

desde que empuño el arma del destino,

maltratado por nacer barricada de filósofos lobeznos,

aquí donde la palabra es espacio inmortal,

amor embalsamado, la dialéctica
de lo eterno,

los colmillos que arden en la pira voraz …

Anuncios

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

4 comentarios sobre “Libros que no hablan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.