Publicado en Esmeraldas, Sin categoría

La aurora deforme


Estos bosques de ladrillo

con colmillos en las ramas,

estos anocheceres ladrones

de la calma adormecida,

estos ojos que nos trituran

sobre la maleza los pasos

torpes y miopes, estos ruidos

inventados para herirnos,

son la letra pequeña del camino,

la aurora deforme y abigarrada

ante nuestro nupcial estandarte,

Esme&Kobo, como pajarillo

con la jaula superada, suspiro

que nos hace andar sobre las olas,

brújulas en los agujeros más negros,

nómadas entre burguesitos engordados

por el sistema que engulle

los pecados capitales y los otros,

un despertar tras la muerte del acto,

siendo sexos encarados,

y muy eternos.

Da gusto ser invisible con tu manto

de magia, con el bordado de esmeraldas

dentro de mis destinos envejeciendo

en el bosque diabólico, y en todos

somos leñadores…

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

6 comentarios sobre “La aurora deforme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .