Publicado en Escritos, Sin categoría

Andalucía profundisíma


En el tajo hay algún estudiante universitario, como yo. Somos los más patozos, los más lentos, quizás los únicos que saldremos de este atolladero en el futuro. Decían que soñabas con las alcachofas y es la verdad. Curras también mientras duermes, te esclavizas al sistema de producción infinita y ya nunca sabes determinar si vives para trabajar en este gimnasio atroz donde los músculos se pudren o si de verdad estás dignificando tu alma. Me siento como un obrero del XIX. Llegar a casa en este pueblo mísero es simplemente para tachar días, el opio del fútbol y las redes sociales donde se presume de estar currando en la dureza de estas inhóspitas tierras.
Los días pasan y descubres buenas personas que ríen de su desgracia. ” No hay otra cosa”, dicen, ” si hubiera algo iba a venir su p.m.” Pero son capaces de no desfallecer, de pensar en buenas nuevas que traerá el verano infernal de la Andalucía profunda, hasta guasear con los que se lesionaron. Pregunto a unos chavales algún autor de libro famoso
y se mofan de su ignorancia, presumen de inmortalidad y de las ropas que comprarán al capitalismo o de los cilindros de la moto imperial que conducen. Los mayores van más silencios, casi se diría atentos a aguantar la jornada bajo un sol que parece más cercano en esta soledad existencial. Alguien pregunta la hora, los demás casi gruñen como alimañas nacidas de la tierra con colmillos que los devorara pacientemente, año a año. Ya las canciones populares las leo yo en algún doctorando de Antropología. Los de media edad necesitan inglés para marchar lejos. Nadie contempla sacar brillo a Al-Andalus. Los paraísos son en alguna parte en el norte de estos destinos acobardados de tanto sufrimiento laboral. A las dos y media la gente marcha a medio invernar hasta el día siguiente. Se esperará, taciturnos todos, a la buena nueva de alguien que quedó en casa porque no aguantó el ritmo brutal de esta labor encarnizada.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

2 comentarios sobre “Andalucía profundisíma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .