Publicado en Esmeraldas, Sin categoría

Potencia y acto


Tengo la potencia.

Quizás los actos en la memoria,

en las manos que solidifican

los Guadalquivires llenos de esmeraldas.

Es tan fácil como asesinar al tiempo,

robarle esencia a Dios cuando duerma,

crear los arco iris aunque llueva

sobre el pasado,

arrancar la esencia a los laberintos

vitales, colocar los platos y también

los corazones, colgarnos del abismo

riendo de la altura, decorar las estrellas

con más puntas.

Yo creo que el acto de amar

tiene muchos puntos que pulir.

Gastemos nuestras vidas haciendo

experimentos en nuestro universo.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .