Publicado en Otro Yo, Sin categoría

Queríamos hacerlo


El amor es un director de destinos

severo,

más deja puertas abiertas, comer

manzanas,

ir a hacer pis en mitad de escenas

rasposas.

Me ha pillado observando al tú,

enamorado en las realidades de legañas

llenas,

con tu mal aliento de café y huraños

buenos días,

con los adioses a flor de desamor,

con la mala hierba mostrando caries

entre los escombros.

Me ha dado el sí; seré el ojo que te mira.

También el cuello que corte el filo

de tus espadas, cuando me odies

en los amaneceres de diario,

cuando descubras que mis alas

eran disfraz de los chinos,

cuando el mechero

no encienda y queme el aburrimiento

y a sus secuaces televisados.

Va a ser magnífico vivir el torbellino

de tu sangrar en mis heridas.

Hábitos de una vida consagrada

a ser inmortal,

el color de tus grisáceos silencios.

Lo mismo hasta me quieres, sin saberlo.

Y sonríes de vez en donde yo esté,

en este lado de la realidad apestosa,

con los jazmines de lo nuestro

conquistando los abismos.

Habremos vencido, porque simplemente

queríamos hacerlo.

Anuncios

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

2 comentarios sobre “Queríamos hacerlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.