Publicado en Poemas, Sin categoría

Habla verde


Me ha acompañado María Zambrano a borrar

nombres de las placas, a andar sobre las aguas

de la Andalucía abierta de poesía. En los acantilados

he volado de su mano mirando el sol del conocimiento.

La muerte me ha engañado en las cunetas de Federico,

pero me ha guiñado la amapola que se incrusta

en el pecho. En el mar en tempestad se ahogan

los olivos fieros, y los caballos tartamudean tímidos.

Picasso retrata con cuatro manos a Averroes

y Aleixandre contempla los vastos dominios

de paraíso en la Tierra que habla verde.

He quedado a quitar nombres a las calles, a las estaciones,

y colocarlos en la memoria de quienes son esclavos,

los graciosos, los mal hablados, los enanitos del circo

hispano. La ceguera de mirar al sol los dejó mudos

y sin manos para que Alberti les muestre el mar.

Andalucía camina sin báculos corvos, levita

sobre la magia y mira al destino a los ojos…

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

4 comentarios sobre “Habla verde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .