A sorbos


El vivir entre la niebla,

acomodado al laberinto con los minotauros

en espera, y las flores en destellos morados

naciendo en la cabeza.

La taza enorme donde Dios nos bebe a sorbos

en la quietud del no tiempo, rotos

los grises, los celestes huérfanos de azul

y los avernos pausados, colores del tú

cuando ya no eres, cuando el desaliento

se ha acostumbrado al hombre, hambriento.

 

 

Foto de LUM3N

Anuncios

Un comentario sobre “A sorbos

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: