Publicado en Fotogramas del vertedero, Sin categoría

Chats


Los perdedores vamos deprisa a buscar la redención entre los pecados que vamos cometiendo en nuestro deambular diario, diríase que casi somo el jesús con la cruz acuestas y el judas que llora en el desconsuelo de acabar sus días sin perdón posible al mismo tiempo. Van creciendo los hijos,no vives en esa gran ciudad como la de las pelis espectaculares que nadie ha visto pero que disfrutas
porque para eso cada vez aceptas mejor la inmensa soledad que te rodea, los niños de las narices se quedan en casa de un amigo y te sientas otra vez a repasar de nuevo todos los fallos que dice tu ex que cometes como padre, asesino en serie y también dictador o manson de una secta que los mata a todos en el último episodio. En el curro dice un colega también extraditado al desconcierto
que hay una web nueva que no cobran por chatear con tías, que allí es más fácil conocer a alguien,se le va la mano con la tristeza embadurnada de guiski y añade que no es para follar como en otras.

Te abres cuenta entre el tedio de contar las birras que viajan al amanecer y la constancia de los que no creen pero hay que buscar sentido a todo este sinsentido de calcetines olvidados debajo de la cama y platos con restos apilados como sorpresa diaria al regresar de eso que llaman vida, y ves
mujeres allí con la mirada de lo que no es real pero debió ser algún día, con perfiles falsos o quizás desearían ellas que fueran reales, con pechos en lugar de rostros algunas, con la pena del destierro a la tierra oscura otras, con lascivia y buen rollito muchas que no saben mentir bien, y todas en resumen arrinconadas en la virtualidad de la incertidumbre. Una al azar, otra, quizás más de un qué tal insípido, la mirada al reloj, el chat que no funciona, y a dormir. Y luego te descubres pensando en una, con la irracionalidad de los mitos, con la fuerza de lo que debe importar, con el ansia de los niños ante los regalos inesperados, y no quieres hablar de esperanza, menos aún de amor y por
una instante adquieres la madurez de las mujeres para llegar a la conclusión de que no hay que etiquetarlo todo. Se llama vivir, y es una categoría reservada a los seres que adquieren la sustancia de los sueños.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

7 comentarios sobre “Chats

    1. ¡Mil gracias, Claudia! Todo lo que dices es así…pero hay gente que afortunadamente han conseguido encontrar en esa jungla de virtualidad otra oportunidad. ¡Brindo por ellos, que encontraron el amor cuando lo daban por perdido!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .