Publicado en Bienvenida a las armas, Sin categoría

Tendríamos


Tendríamos que atiborrarnos de flores tiernas,

de niños que creen que Baltasar era negro porque sí,

de inocencias antes de las multas del existir, de metralla

pasada por batidoras de cine del malo, donde los buenos

son un coñazo y los malos son como nosotros, de canallas

lavándose las manos cuando crucifiquen al mendigo feliz,

a la normalidad y su látigo de realidades muy de cuerdos,

y luego, tras la digestión de serpientes roba manzanas,

vomitarles versos de esperanza en el rostro de sus corbatas,

encadenarlos a sus mentiras asesinas, con el pecado muerto

y apestando en sus memorias de políticos del hambre, reír

de sus intentos de fuga, que no hayen cómodo consuelo

ni descanso en paraísos ordenados por sus leyes de nadas

repletas, como lleno está el odio, en nuestro lado, de credos

con las letras cambiadas al compás de su sarcasmo ámbar,

nacido con el fin de atragantarnos de artificios de su miedo.

Tendríamos… y tendremos.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

8 comentarios sobre “Tendríamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .