Publicado en Poemas, Sin categoría

Normalidad


La normalidad y su brazo hercúleo
golpean con corbatas asesinas,
y maletines de mentiras lapas,
arrancando las piernas
a las esperanzas que soñaron ser.
La normalidad se recrea asfixiando
los pulmones al color chillón;
los finales se hacen suyos,
la perspectiva se pasa a su bando,
los arcos iris se engalanan en gris.
Y tú, el de la barricada de cristal,
empiezas sin saber porqué
a cantar los himnos de la fe ciega
y a veces coja, pero absoluta,
como fueron los principios
del hombre bípedo.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .