Publicado en Poemas, Sin categoría

Armisticios


Firmamos la paz la tempestad y yo;

ahora florezco en tu jardín,

regalándome a las abejas, a los qué tal

y sus perros jadeantes, a la juventud

que se sumerge en el amor puro,

a tus prisas por llegar a citas

impersonales, a mí atisbando

la lluvia que viene enfundada

en furia, como los armisticios

y el papel mojado. Y ya las abejas

invernan y los aguijones

nos los clavamos tú y yo,

con los perros ladrando

y los vecinos en casa

viendo series de mierda

y las tormentas aliadas

de todo lo que sea ahogarnos

los sueños. Total, te olvidaste

todo el rato de regarme,

lo poco que durara eso

que llamamos paz y fue

un conato de guerra preventiva.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

2 comentarios sobre “Armisticios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .