Publicado en Bienvenida a las armas, Sin categoría

Fuego

Universo hendrixiano. Torrentes de Fuego,

Agua, Aire y Tierra. Turbulentos

tiempos, donde el ladrón de máscaras

es linchado por descubrir el lento

asesinar de las cascadas.

Cuando en el Juicio Último

hayáis comprado a Dios y luego

neguéis haber violado a las hadas,

no lugar ya para shows televisivos.

Todo ya ardido. Todo fuego, fuego, fuego.

Sangrará la Tierra en el grito

calderón. El Aire dejará de respirar.

Ningún murmurador arroyo, que la espada

siquiera arañe o que calme el ruego

de resacosas almas perdedoras del amor,

dibujará ya su destino. Verso de nada

cuando el discotequero infierno de algún beso

que recuerde al ir muriendo, agua de cal

viva, se instale y te desplace. El Infinito

en pensamiento de niebla en tus senos

soñolientos, dan pesadumbre. El Verbo

carnal sin forma acentuada. Robar

a Dios la pureza a pedacitos,

encontrándote en la, ya calmada, tempestad.

Morir de la Tierra, pero no de ti mi pensamiento.

Autor:

Músico a medias, escritor también, quizás demasiado ingenuo y extremadamente gruñón para lo que debe ser la tábula rasa a la que se supone que debe aspirar el ciudadano medio. Revolución Francesa en todos sus actos inmortales, siendo la inmortalidad un tema bastante alejado de la masa encéfala que no sabe amar con todas sus consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .